miércoles, 24 de junio de 2015

Tango Maurizio Ghella y Martín Maldonado Argentina


Tango:

Maurizio Ghella y Martín Maldonado pisan los escenarios de las grandes capitales con un arte impar. Surgidos de la danza se entendieron con la milonga, que pasean por Asia, Europa y América. Hoy es común verlos por distintos escenarios del mundo mostrando el tango en diversas variantes. Uno es rosarino, Maurizio Ghella, de 30 años, y el otro, Martín Maldonado, de 39, nació en Lanús Oeste pero a los 8 años ya se instaló en la ciudad. El primero fue cantante lírico en la UNR, además de coreógrafo y bailarín. El otro comenzó danza clásica en el Teatro Colón y se desarrolló y culminó en el Instituto Isabel Taboga de Rosario, donde se recibió de profesor. Se animaron a mostrar y a bailar el tango entre hombres. Llevan a Rosario y al tango entre sus tesoros más preciados. En diálogo con La Capital desde Viena, tanto Martín como Maurizio cuentan cómo fueron sus inicios y cómo llegaron a escenarios de distintos rincones del mundo. En Rosario han hecho presentaciones en la milonga Las Chirusas y no descartan algún día volver para mostrar su espectáculo. "Estamos agradecidos a Rosario y a la gente que hay y que puede dar las herramientas para ser artistas", confiesan. "Esta historia comienza un poco accidentalmente. Trabajábamos en aquel entonces juntos en un espectáculo que involucraba otras danzas, pero ya ambos bailábamos tango pero con nuestras respectivas parejas mujeres. Un día nos largamos a bailar en una milonga por diversión y la recepción de la gente fue increíble. Se generó una comunicación natural entre los dos que nos permitió compartir, con un lenguaje claro para el público, nuestras sensaciones. Con respecto a las clases, una cosa llevó a la otra; empezamos a ensayar para luego ir descubriendo un método pedagógico que pasaba por nuestro cuerpo y lo entregábamos a los alumnos", cuenta Maurizio. La danza clásica les aportaba lo que necesitaban para sumergirse en la seducción del tango. "Pudimos percibir que podíamos bailar un sentimiento exento de condicionamientos, al punto de desconsiderar el límite técnico que impone una danza por un nuevo espectro que nos abría las puertas para utilizar todo de lo que estábamos hechos: el clásico, el contemporáneo, el folclore, la música", explica Martín. Como todo desarraigo, no fue fácil. Tuvieron que dejar la ciudad para intentar seguir creciendo. "Empezamos a viajar a Buenos Aires y a tomar clases para perfeccionarnos. En una de esas tantas idas y venidas a Capital sentimos que la proyección laboral era muy difícil desde Rosario y tomamos la decisión de mudarnos. La elección fue dura pero intentamos realizar esta locura yendo a milongas casi todas las noches, bailando muchísimo, dando clases. Al finalizar las milongas nos atrevíamos a bailar juntos y poco a poco lo empezamos a hacer en público, hasta que un día nos vio un empresario que nos ofreció trabajo. Estábamos felices pero a la vez muertos de miedo pues no se trataba de hacer un viaje a Capital sino de cruzar el charco", cuentan. "La primera ciudad en la que bailamos fue Madrid. Luego de eso fue muy difícil dejar España. Creemos en el compromiso que ponemos en lo que hacemos, que hace que la gente confíe en nosotros. Hacer una performance es un poco seguir contando de dónde venimos, lo que sentimos, divirtiéndonos al transmitirlo. La gente lo percibe y lo reconoce", desmenuza Maurizio. A la hora de referenciar el espectáculo hacen hincapié en la conexión corporal que se transmite. "El espectáculo posee dos fuertes afluentes: la improvisación y la puesta coreográfica. Parte del público nos ve como artistas, bailarines o performers mientras que otro sector que se conecta con nosotros nos percibe como gente de todos los días, haciendo que ellos mismos crean en la posibilidad de hacerlo. Afuera la gente ve al tango como un puente para comunicarse y romper el tabú del límite corporal", ensaya Martín. "Hemos hecho presentaciones en España, Francia, Italia, Dinamarca, Suecia, Alemania, Austria, Eslovenia, Polonia, Inglaterra, China, Croacia, Estados Unidos, Islandia, Holanda, República Checa, Rusia, Suiza y Uruguay. Nos ha ido bastante bien y pensamos seguir, mostrando lo nuestro y tratando de aportar cosas distintas desde el tango", redondean.

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

No hay comentarios:

Publicar un comentario