miércoles, 2 de septiembre de 2015

Tango Susana Rinaldi Argentina


Tango:

Susana Rinaldi es sin lugar a dudas una de los máximos exponentes del Tango Argentino de todos los tiempos. Con una larga trayectoria internacional se ha presentado en los más importantes teatros y festivales con un estilo propio que la convierten en leyenda viva de la música de Buenos Aires. A fines de 1966, la Argentina venía de sufrir un nuevo putsch militar, que había instaurado una dictadura oscurantista que procuraba ahogar la efervescencia cultural de los años previos. El tango veía disgregarse la popularidad de la que había gozado hasta mediados de los años '50, y aunque una vanguardia de músicos renovadores, con Astor Piazzolla a la cabeza, buscaba abrirle nuevos rumbos, era muy escaso su eco en el público masivo y enormes las resistencias que provocaban. Salvo estandartes tradicionales aún en alto, como las orquestas de Osvaldo Pugliese y de Aníbal Troilo, entre otras pocas sobrevivientes del pasado, el resto tendía a repetir fórmulas viejas que ya no entusiasmaban. Con un estilo nuevo, una voz delicada y un decir por momentos sutil o rotundo, Susana prescindió de las inflexiones arrabaleras, de los temas machistas o de trazo pasional grueso, apelando a un repertorio variado pero cuidadosamente elegido, que mezclaba romanticismo y mensaje (por ponerlo en nombres de letristas, José María Contursi y Enrique Santos Discepolo), poesía y protesta (Homero Manzi y Cátulo Castillo). Atrajo así a un público intelectualizado, incluyendo a una franja universitaria, que a través de ella revalorizó el tango. Luego interpretó magníficamente a creadores nuevos, como Eladia Blázquez (es óptima su versión de "Sueño de barrilete"), el tándem Osvaldo Avena-Héctor Negro ("Responso para un hombre gris") o Chico Novarro ("Cordón"). Es de destacar que registró un disco de cuatro temas con otro gran vanguardista, Eduardo Rovira, y que en 1970 dedicó todo un long play a tangos con letra de Homero Manzi. Este fue editado por otro sello independiente y de gran mérito, Trova, que cinco años más tarde lanzó otro LP de la cantante, íntegramente consagrado a Cátulo Castillo. Durante la última dictadura militar argentina, tuvo que abandonar el país. Después de una extensa estadía en París, Susana Rinaldi regresó a Argentina con una idea innovadora acerca del tango-show. Artista con consciencia política, defensora incansable de los Derechos Humanos, fue la primera artista latinoamericana en ser nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la Unesco. Por su apasionada promoción por un mundo más justo y pacífico, fue galardonada como Ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Recibió la Legión de Honor del gobierno francés entre otras distinciones. Grammy Latino 2010 a la excelencia musical - Diario El Clarín (12/11/2010) Susana Rinaldi vio todo el show desde la primera fila, justo delante de León Gieco y unos asientos más allá de donde estaban Plácido Domingo y Jennifer López. La Tana había recibido su mimo el miércoles: en una ceremonia aparte, le dieron el Premio a la Excelencia Musical, un reconocimiento a la trayectoria, junto con el brasileño Joao Donato, Armando Manzanero, las cubanas hermanas Márquez, el dominicano Joseíto Mateo, y el colombiano Jorge Oñate. Los otros argentinos que se lo llevaron en ediciones anteriores fueron Mercedes Sosa, Charly García, León Gieco, Sandro, Alberto Cortez y Estela Raval. “Me emociona muchísimo este momento -dijo-, porque es un reconocimiento por toda una obra que fue tan batallada. He sido una mujer que supo darse cuenta de la inutilidad que se le dio siempre a la mujer en la historia del tango. La mujer le ha dado la riqueza de la variedad en cuanto a tonalidades musicales, vida vivida y expresada en distintos niveles”. “Reafirmo -agregó después en su discurso de aceptación- la condición de la mujer, como cuando hace 50 años decidí trabajar para el tango desde otro lugar. Es un trabajo arduo: el tango tiene tres disciplinas y lamentablemente en el mundo se conocen dos, la música instrumental y la danza, pero no se conoce tanto la poesía. Canta el tango y expresa al mundo entero, porque expresa al ser humano. Se lo dedico a mis hijos y a mis nietos, que podrán saber que el tango canción no es un maleficio sino un beneficio que la humanidad durante muchos años se ha perdido. El cantar mejora la gente, suaviza las asperezas de todos los seres humanos que siguen empeñados en guerrear en vez de acordar. Desde el canto popular se puede tanto...” 

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

No hay comentarios:

Publicar un comentario