domingo, 1 de mayo de 2016

Tango Teresita Asprella Argentina


Tango:

Nació en Buenos Aires, en el barrio de Montserrat. Comenzó desde muy chiquita cantando frente al público, la llamaban La Goyita. Estudió guitarra, violín y canto. En 1921 fue cancionista del Quinteto de Maestros que actuaba en el Palais de Glace. Ese conjunto era codirigido por Ángel D'Agostino y Agesilao Ferrazzano y contaba, además, con Alfredo Mazzeo en violín, Ernesto Bianchi y Abel D'Onofrio en bandoneones. En 1924 viajó a París con Ernesto Bianco, quien había convocado además a Agesilao Ferrazzano y Juan Pecci. Formó una orquesta para actuar en Francia, en la que cantó Asprella. También estuvo en la formación de Bachicha (Juan Deambroggio) y cuando crearon la orquesta Bianco-Bachicha. En 1925, participó en la orquesta de Francisco Canaro, siempre en París, cuando sus integrantes eran obligados a actuar disfrazados de gauchos. Con esta formación registró algunos temas muy bien aceptados por aquel público, fueron “Esclavas blancas”, “Arrepentida”, “Cancionero”, “Tanita de la proa”, entre otros. Formaban esa orquesta: Francisco Canaro y Agesilao Ferrazzano (violines), Carlos Marcucci y Juan Canaro (bandoneones), Fioravanti Di Cicco (piano), Rafael Canaro (contrabajo y serrucho, alternadamente), Romualdo Lomoro (batería) y Teresita Asprella (canto y guitarra). También trabajó junto a Horacio Pettorossi, con quien tuvo un éxito tan importante que hasta en los Estados Unidos se escuchó su versión de “Dónde estás corazón”, aproximadamente en 1930. Grabó en el sello Odeon de Francia con las orquestas en las que estuvo y también para el sello Columbia. Fue aquella su etapa culminante como artista. De vuelta en su país hizo algunas presentaciones radiales y, sin aviso, se alejó del ambiente. No existen datos que lo puedan justificar. Sí hubo un casamiento con un señor ajeno al ámbito artístico que pudo apurar su decisión. También los primeros síntomas de una enfermedad que finalmente la llevó a la muerte siendo aún, una mujer joven. El recuerdo escaso para una de las pocas mujeres que, en aquella época, contribuyó en la difusión del tango en el viejo continente.

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

No hay comentarios:

Publicar un comentario